Adivina quién viene hoy a Amakuyi: Marta (Canela y Naranja)

Después del último Adivina que nos revolvió a todos por dentro (la "culpable" fue Maribel si te lo perdiste pincha aquí ) l...



Después del último Adivina que nos revolvió a todos por dentro (la "culpable" fue Maribel si te lo perdiste pincha aquí) la visita de hoy no es mucho mas light.

Hoy viene Marta de Canela y Naranja (un blog chulísimo que la mayoría conocéis), le puse ojitos y no se lo pensó mucho, o eso me pareció al menos, con un análisis, reflexión, crítica, definición...un remix de lo que es la Educación actualmente, algo que ella disfruta y sufre a diario en primera persona.

Me callo y os dejo con ella y con el último Adivina antes de las vacaciones.

DE IZQUIERDAS O DE DERECHAS
Sinceramente, a nivel democrático, creo que los españoles somos unos CATETOS. Y además así, en mayúsculas. Nos conformamos con la opción más sencilla: colocarnos una etiqueta en la frente y seguir a la manada que nos toque.

Para eso somos muy "hooligans". Es como ser del Barça o del Madrid: elijes tu equipo cuando apenas eres un crío con dos dedos de frente y lo sigues aunque pierdan, aunque se conviertan en unos vendidos o tramposos, aunque se aprovechen de tu fidelidad para enriquecerse. Podemos indignarnos, podemos protestar... Pero ¿cambiar de equipo? ¡Jamás!
Y lo peor no es la ausencia de espíritu crítico que nos hace votar como borregos siempre a "nuestro" partido, por tradición, sin molestarnos en leer los programas de los otros... No, lo peor es el radicalismo. Mi partido es "este" y todo lo que hace, lo hace bien. Y punto. 
Por eso lo primero que hacen todos, una vez asumen el bastón de mando, es crear su propia ley educativa, en función de su ideología: para seguir adoctrinando a sus propios hooligans.

Cuando era adolescente estaba afiliada a un partido. Era políticamente activa. Y en cuanto llegaban las elecciones no dudaba en colocarme una etiqueta y hacer campaña. Sin embargo, después de 11 años trabajando como profesora mi punto de vista ha cambiado radicalmente porque me he dado cuenta de que cada partido que se coloca en el Gobierno legisla sólo en función de sus intereses y creencias, no teniendo en cuenta el bien común.
Por eso la educación española es una mierda. No porque nuestros alumnos sean peores que los finlandeses, ni porque los profesores seamos unos vagos que no trabajamos, ni porque los padres apenas presten atención a sus hijos ya que con una jornada laboral inabarcable es imposible conciliar la vida profesional con la familiarLa educación española es una mierda porque cada partido que ha tomado las riendas del país la ha modificado a su antojo sin saber hacerlo, adaptándola a su moral, poniendo en práctica proyectos ambiciosos sin querer ofrecer luego los recursos suficientes para aplicarlos, copiando al vecino de enfrente sin sopesar las diferencias y, lo peor, no teniendo en cuenta las necesidades de los niños de hoy. 
La educación española es una mierda porque quienes legislan al respecto no se dignan a preguntar a los docentes qué está pasando, porque es mucho más sencillo responsabilizar a los profesores del fracaso escolar y porque se consiguen más votos culpando al partido anterior por la reforma educativa que llevara a cabo.

Fui una de las últimas promociones antes de que se instaurara oficialmente la LOGSE. Me abstengo de hacer referencia a los componentes ideológicos de esa ley (y de la “ley Wert” mejor ni hablo, que se me revuelve el estómago), simplemente voy a comentaros una cuestión de sentido común: con 12 años todavía somos niños. Y, como somos niños, no nos conviene cambiar de centro, convivir con chicos de 18 que fuman porros y se dan el lote a escondidas en el recreo, ni tener 12 asignaturas distintas con profesores que no conocemos y, por si fuera poco, apenas han estudiado didáctica. Y en esto creo que estamos de acuerdo todos los que tenemos sentido común, seamos de izquierdas o de derechas.

Cuando yo estudiaba no teníamos ordenadores, ni móviles. Nos entreteníamos leyendo, jugando al badminton, yendo al cine o tomándonos una litrona en un escalón. Nuestra capacidad de concentración era mil veces mayor que la de los alumnos de ahora, así que a partir de los 14, que era cuando llegábamos al bachiller, éramos capaces de sobrevivir en un aula con otros 34 alumnos.
Si antes de imponer leyes educativas ajenas a la realidad los políticos preguntaran a los docentes, les diríamos que el lugar correcto para enseñar un chico de 12 años es un colegio en el que comparta espacio con otros niños, que los alumnos de hoy no necesitan tantos ordenadores (y, total, para qué tirar tanto dinero si luego no nos proporcionan los medios suficientes para mantenerlos), que necesitamos urgentemente reducir la ratio (el número de alumnos por clase) pues las mentes jóvenes de la generación 2.0 son diferentes a las nuestras, porque son incapaces de concentrarse en una lectura profunda y requieren una atención individualizada.
Si nos preguntaran antes de invertir varios millones de euros en procedimientos para medir su nivel de lectura, les diríamos que deberían utilizar ese presupuesto para comprar libros para todos, o instalar aire acondicionado en las aulas porque, sinceramente, es imposible concentrarse en el Quijote cuando estás temblando, con el abrigo y los guantes o a punto de sufrir un golpe de calor.

Si quisieran escucharnos, se enterarían de una vez por todas de que nuestros chicos se pasan las tardes solos en casa, porque sus padres trabajan 13 horas fuera, y están enganchados a las nuevas tecnologías, por lo que los métodos de enseñanza actuales ya no sirven. Les diríamos que todos tienen un móvil del que no pueden despegarse porque eso les provoca incluso ataques de ansiedad, pero muchos vienen a clase sin desayunar. Les explicaríamos que enseñarles "Cambios sociales y de género", por muy bonito que suene, no sirve de nada si no saben leer y que en 3 horas de lengua a la semana no podemos hacer un milagro. Les advertiríamos de que dividir a los alumnos en bilingües o no bilingües en función de sus capacidades o de si sus padres se han molestado en rellenar la matrícula es un error garrafal que está aumentando las desigualdades sociales y creando guetos. Les contaríamos que cuando nos asfixian aumentando el número de horas de clase o ahogándonos bajo toneladas de papeleo que no sirve para nada, nos quitan aún más de ese tiempo, esa energía y esa motivación que tanta falta nos hace para colocarnos cada día delante de 35 adolescentes apáticos, desmotivados y con mente hiperactiva e intentar enseñarles algo de la vida.

Los profesores no somos unos funcionarios cualquiera. La educación española es una mierda porque se nos ha tratado como tales, exigiéndonos rellenar mil informes para explicar lo que hacemos (en lugar de permitirnos invertir el tiempo en lo realmente importante), porque nos ponen metas inalcanzables sin darnos los recursos suficientes, porque nos aumentan las horas de trabajo como si estar 6 horas enseñando pudiera equipararse a estar 6 horas sellando informes. Pero, por encima de todo, la educación española es una mierda porque quienes legislan al respecto no tienen las manos manchadas de tiza, así que no saben lo que hacen.
Y señoras y señores, la educación es un problema de Estado, mucho más importante que el terrorismo o el paro. Porque un país mal formado no tiene futuroPor eso, ahora que está de moda eso de los pactos y que están reuniéndose todos con todos, ahora que todavía está todo en el aire
antes de que algún partido se vea con el derecho, concedido por las urnas, de volver a crear una nueva ley afín a sus creencias, creo que es el momento idóneo para asumir que en lo que respecta a la educación en nuestro país se han llevado a cabo una serie de reformas catastróficas, tanto de izquierdas como de derechas, y que es necesario realizar un acuerdo de todos los partidos basado en el sentido común con el que despolitizar la enseñanza y otorgar un papel activo a los profesionales de la docencia en la regulación del sistema educativo

Integrismo religioso, terrorismo, violencia de género, racismo, trata de blancas... ¿Sabéis cuál es la única receta milagrosa para librarnos de todas estas lacras? Ni las cumbres internacionales, ni el control policial ni las invasiones territoriales. La pócima mágica es EDUCACIÓN, EDUCACIÓN y más EDUCACIÓN. Dadnos a los profesores el poder y la capacidad de tomar decisiones, los medios, el tiempo y la motivación suficientes y acabaremos con los prejuicios, el miedo y la violencia en todas sus facetas. O, por el contrario, continuad haciendo reformas ideológicas,desprestigiándonos, desmotivándonos y dejándonos sin medios y obtendréis una sociedad ignorante, radical y violenta, repleta de hooligans de izquierda y de derechas.


¿Qué os ha parecido?
Ya os había avisado, eh? interesantísimo tema y tan peliagudo.....
Mil gracias Marta por tomarte hoy el cafecito conmigo!

Quizás también te guste

30 comentarios

  1. Maremiaaaaa Marta, no tengo palabras !!! cuanta razón, no podías expresar mejor, es justo lo que yo pienso, ojala todo el mundo lo viera así y protestara por lo que debe de ser y no por que sé es de una color o de otro. Lo que más rabia me da es que al final eso lo sufren los niños, NO ES JUSTO !!!.
    Nunca he sido ni de izquierdas ni de derechas y a veces me miran raro jajaja.
    Amayuki acabo de entrar a tu casa a través de Marta, voy a, con tu permiso, cotillear un poco jejeje.
    Besinosss para las dos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estás en tu casa ponte cómoda y a cotillear a gusto!! Sabia que la reflexión de Marta os iba a encantar! Yo estoy tan de acuerdo.....un abrazo y bienvenida! ;)

      Eliminar
  2. Como siempre nos remueve algo por dentro que te hace leer sus textos de cabo a rabo. Yo tengo una opinión muy personal y que no se resumen en un comentario (parecería un post), pero estoy convencida de que no tenemos remedio. Y no lo tenemos porque no supimos en su día cerrar un paréntesis, condenar todo lo que se hizo mal - también a personas-, y empezar todos a una desde cero. Y mientras eso no se haga, están los otros y nosotros... Así nos va.
    Gracias Marta, y gracias Amaia!! Qué subidón de energía leeros a las dos hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Maribel....si es que nos removemos enseguida y menos mal....por cierto! Tu comentario huele a un nuevo Adivina....jejejeje....un besazo guapetona!

      Eliminar
  3. Uaaaalaaaaaaaa!!!! Soy optimista por naturaleza pero en este tema, lamentablemente me siento muy pesimista y opino como Maribel!.....no hay voluntad de cambiar nada, así que seguiremos con los mismos errores...y cuanta razón tiene Marta y que bien lo ha desarrollado y expresado, la receta esta ahí mismo, pero es que los que están por ahí les falta esa EDUCACIÓN para darse cuenta!!!! Amaia, magnifica sección!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay....y si muchos pensamos eso será tan difícil de ver cuando te sientas en el poder?? Pues, parece que sí! Venga Ainhoa, lánzate que te estamos esperando....;) un besazo!

      Eliminar
  4. Pocas personas pueden explicar la verdad de la manera que lo hace Marta. Empiezas a leer y no paras .
    Buen jueves chicas! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! Por eso cuando me dijo que iba a venir a visitarme me hizo tanta ilusión. Un libro abierto, nunca mejor dicho...un abrazo y buen día para ti también!

      Eliminar
  5. Que decir que Marta no haya dicho ya... creo que tiene toda la razón del mundo y que cada vez más, las personas somos más desapegadas entre nosotros importándonos un carajo lo que le pase al vecino de al lado y a su hijo. La política, si no se hace bien, provoca mucho daño y como bien dice Marta, sin educación no somos nadie y a día de hoy, mucha gente desconoce este término. Que lástima!!.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón, pero también creo que es un buen momento para darnos cuenta qué queremos y sobre todo qué no queremos. En este tema, nos jugamos todos mucho, la educación es sin duda la base sobre la que luego poder construir o destruir todo lo demás! Así que ...la Unión hace la fuerza y sé que no todos sabemos expresarnos como Marta pero sí compartimos esta reflexión así que....un besazo!

      Eliminar
  6. Vaya, vaya, estoy bastante sorprendida... ¡Resulta que al final todos pensamos lo mismo!

    Amaia, muchísimas gracias por abrirme las puertas de tu rinconcito, me ha encantado participar en tu "Adivina quién viene hoy" ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marta por abrirte en canal, por tu sinceridad, por tu forma de escribir, estaba segura de la reacción a tu Adivina. Sabes que me había encantado ahora ya sabes que al resto también! Mil gracias guapa y aquí, ya sabes que puedes pasar sin llamar cuando quieras!

      Eliminar
  7. Yo no puedo estar más de acuerdo Marta, para mi siempre ha estado la solución en dar una buena educación a las generaciones que vienen por detrás, con una buena base, con respeto y sentido común se consigue muchísimo, asík aplauso a tus palabras nenita!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos unas cuantas Sonia! Un besazo fuerte!

      Eliminar
  8. muy buen articulo, lo comparto .

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno Marta. Yo quiero ir a tu clase.
    Mucho ánimo!!!!

    ResponderEliminar
  10. Estamos de acuerdo contigo, Marta, de la primera a la última palabra. No has podido exponer mejor la situación de la educación en nuestro país, ni describir más claro la realidad de los alumnos y del profesorado. La sanidad y la educación deberían ser temas sagrados en cualquier estado, al margen completamente de partidos políticos.

    Un beso fuerte a Amakuyi y a ti.

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro fuerte para vosotras, parece que la mayoría estamos de acuerdo pero...un abrazo!

      Eliminar
  11. Qué bueno Marta!! Parece que todos estamos de acuerdo...será que no nos dedicamos a la política y no hemos llegado al poder? Ojalá más gente te escuchase.
    Bsts para las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso debe ser Mónica, parece que todos tenemos las ideas claras luego al llegar al poder....la cosa se complica, el poder les confunde, ya sabes...un abrazo!

      Eliminar
  12. Está claro que si algo no funciona es que algo falló por el camino y clarisimamente lo podemos hacer mejor. La educación es una necesidad, imprescindible para asegurar el futuro... Qué bueno el post!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo! Y como decía Marta....al final...todos de acuerdo! Un abrazo!

      Eliminar
  13. Se puede decir más alto pero no más claro. Estoy absolutamente de acuerdo. En este país parece que conviene mantnernos 'ocupados' y desinformados. No hay una voluntad real fe educar a nuestros jóvenes.
    Yo que viví el antiguo sistema y conviví con el nuevo... bajaron el nivel a 1000. Mi COU no tuvo nada que ver con el fin de Bachillerato... di clases a una chica para selectividad y se me caía el alma a los pies viendo qué y cómo habían trabajado. No daba crédito... Muy triste y decepcionante.

    Buen artículo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un trabajo duro, difícil pero el punto de partida para cambiar las cosas es escuchar, tener voluntad y querer hacer las cosas mejor y ahí estamos. Un abrazo!

      Eliminar
  14. Mas claro....imposible. La teiste realidaf de nuestroas dias. Yo lo vivo desde el campo de la sanidad....otro gran damnificado en todo este caos....
    Y la sociedad, pq nuestros governantes les venden la moto, culpan los profesionales de la salud del tiempobde demora en los sevicios de urgencias, de tener que pasar horas incluso dias en un pasillo, debtener q esperar mas de lo recomendable para ser atendidos.... Y es asi de triste....pero si de media en cada hospital español hay 2 o 3 plantas de hospitalizacion cerradas(cob la de camas vacias q eso implixca), menos personal de la cuenta para atender a mas pacientes acumulados, cobtamos que el personal estamos cansados, exhaustos diria de trabajar por encima de nuestras posibilidades pq como se dice en el twxto nuestro trabajo no consiste en piner sellos....consiste en cuidar, sanar y garantizar una serie de cuidados. En estas condiciones no podemos trabajr como debemos, por mucho q nos esforcemos. Ver que no lo podemos conseguir, por mucho q lo intwntemos pq no nos dejan, nos pinen trabas es muy frustrante, desesperante diria.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Efectivamente....otra triste realidad! En la que siempre salen perjudicados los que menos se lo merecen y al igual que en el ámbito educativo, el día a día va saliendo a consta del esfuerzo de unos pocos y a los que su trabajo tiene mucha carga vocacional pero no trabajan por amor al arte, porque no siempre es recompensado como se merece....en fin! Mucho que cambiar pero mucha voluntad de ello, con lo cual...a por ello! Un besazo!

      Eliminar

Tus comentarios los recibo con muchísima ilusión, me encanta saber que te has pasado por aquí. No me dejes tu dirección del blog o web por favor, al señor Google no le gusta nada de nada!! Mil gracias!!

Flickr Images